ahorrar al heredar un piso en Elda

Pongámonos en situación, nuestro marido (o esposa) fallece y en el testamento deja plasmado que todos sus bienes quiere que sean para nosotros. Entre estos bienes, se encuentra un piso en el centro de Elda.

Podríamos pensar que, el hecho de poseer un testamento que acredite las intenciones del fallecido, se trata de una documentación más que suficiente para poder proceder con su venta. Sin embargo, hemos de decirte que antes de llevar a cabo una nueva transacción, será necesario llevar a cabo una adjudicación de la herencia.

Para llevar a cabo esta gestión, necesitaremos los siguientes documentos:

  • Certificado de defunción del fallecido: se puede conseguir en el registro civil
  • Certificado de últimas voluntades: indica la fecha en que se realizó el último testamento
  • Testamento: indica el nombre de los herederos y el reparto que hace de sus bienes

Hasta aquí, todo parece bastante ‘sencillo’. Sin embargo, ¿cómo hacer para ahorrar lo máximo posible a la hora de vender un piso heredado? Para alcanzar la máxima rentabilidad con nuestra transacción, desde inmobiliaria Elda siempre aconsejamos lo siguiente:

1º Dejar testamento

Si no hay testamento, el proceso se complica.

Si el fallecido en su día no dejó constancia del reparto de sus bienes, será necesario realizar una declaración de herederos. Este documento, se lleva a cabo en el notario y puede tener un coste entre los 400 y los 500 euros.

Nuestra recomendación, es siempre dejar testamento. De esta manera, los herederos no solo se ahorrarán buena parte de los trámites sino que también experimentarán un ahorro económico importante.

El coste final de heredar un piso teniendo testamento, puede rondar entre los 800 y los 1000 euros. A este importe, habría que añadir los 400 o 500 euros en caso de no disponer del pertinente testamento.

Descarga la documentación necesaria para venta de un piso heredado en función de si existe o no testamento:

Descargar infografía:


  • Cuestiones a tener en cuenta:

Es muy importante que el importe que se ponga en la adjudicación de la herencia, sea el mismo o superior, al importe por el cual se va a proceder con la venta de la vivienda.

De esta manera, al cerrar la transacción, la administración entenderá que no se ha experimentado beneficio con la venta, por lo que los vendedores no tendrán que hacerse cargo ni de la Plusvalía Municipal ni de la Plusvalía en renta.

2º Hacer donaciones en vida.

En la comunidad valenciana, los primeros 100.000 euros está exentos de tributar por el impuesto de Sucesiones y Donaciones. Esta exención, es aplicable tanto para las herencias como para las donaciones.

De esta manera, si donamos 100.000 euros en vida y dejamos otros 100.000 euros como herencia, nuestros herederos se ahorrarían un pellizco importante en el impuesto de sucesiones y donaciones, cantidad que por el contrario deberían abonar en caso de dejar los 200.000 euros de golpe como herencia.

  • Renuncias a herencias:

Lamentablemente, a día de hoy sigue habiendo gente que se ve obligada a renunciar a su herencia por verse incapaz de afrontar los gastos inherentes a la transacción. Otros, en cambio, tienen que solicitar préstamos personales para poder abonar los impuestos correspondientes.

Desde inmobiliaria Elda, nos encargamos personalmente de gestionar todo el papeleo generado en la venta de una vivienda heredada. De esta manera, los herederos no tendrán que vagar de ventanilla en ventanilla para entregar la documentación correspondiente.

La venta de un piso heredado a través de una inmobiliaria, supone también una garantía para los heredados ya que se asegurarán de que la gestión se llevará a cabo de manera completamente segura y sin sustos imprevistos.

¿Necesitas vender un piso heredado en Elda o Petrer? Contacta con Inmobiliaria Elda.

Share