vender una casa en Petrer

Una parte importante de las personas que necesitan vender una casa en Petrer, lo hacen motivados por la compra de una nueva vivienda mejor adaptada a sus necesidades. Una vivienda más grande en la que ampliar la familia, una vivienda más pequeña y cómoda en la que jubilarse…

Sean cuales sean sus necesidades de compraventa, planificar correctamente ambas transacciones (la de la venta de la vivienda actual y la de la compra de la nueva vivienda), se convierte en imprescindible para no poner en riesgo la economía familiar y perder oportunidades.

Entonces, qué es mejor hacer primero, ¿comprar o vender? En este artículo, intentaremos analizar cada caso para ver qué procedimiento conviene más dependiendo de la situación en la que nos encontremos.

¿Cuál es la situación del mercado inmobiliario?

Además de nuestras necesidades y motivaciones personales, es imprescindible analizar todo lo que envuelve a la compraventa de nuestra vivienda. De esta manera, actualmente hay que tener en cuenta que:

Las demandas de los compradores han cambiado

La pandemia ha provocado que muchas familias se replanteen sus necesidades habitacionales. Dejando atrás la idea de una vivienda en el centro, muchas familias se decantan por una vivienda en la periferia que les permita disfrutar de espacios en el exterior como jardines y piscinas.

Las terrazas y balcones son otros de los elementos por los que las personas siguen estando dispuestas a invertir una mayor cantidad de dinero.

¿Casa mi vivienda con lo que los compradores están buscando? Si es así, quizás no tengas dificultades por encontrar compradores para tu inmueble. Si no es así, es posible que tu proceso de venta se alargue más de la cuenta.

casa en el campo en Petrer

Casa en el campo en Petrer

Existe una mayor oferta de viviendas a la venta

Lamentablemente, la crisis sanitaria actual también está provocando que muchas familias tengan la necesidad de obtener liquidez a corto plazo para hacer frente a facturas pendientes.

Esta situación, ha hecho que un mayor número de propietarios pongan sus viviendas a la venta. Si queremos cerrar nuestra transacción en un plazo de tiempo razonable en un mercado tan competido, será necesario contar con la ayuda de un experto inmobiliario.

¿Cómo planificar la compraventa de un inmueble?

Una vez analizado el mercado inmobiliario actual, convendrá tener en cuenta nuestras necesidades particulares para terminar de definir el punto de partida de nuestra transacción.

Necesitamos comprar pero tenemos hipoteca

Si necesitamos comprar una nueva casa en Petrer pero todavía estamos pagando nuestra vivienda actual, nuestra recomendación es que vendas primero y compres después. Con el dinero obtenido de la venta, podremos cancelar la hipoteca actual y solicitar un nuevo crédito hipotecario si fuera necesario.

Esta opción, es sin duda la más segura y que menos riesgos puede acarrear a nuestra economía familiar.

Sin embargo, el abanico de posibilidades a la hora de comprar una nueva vivienda cuando todavía se está pagando una hipoteca es amplia.

  • Subrogación de la hipoteca

Mediante una subrogación hipotecaria podremos transmitir nuestra hipoteca actual al nuevo comprador. La operación es sencilla, bastará con trasferir la titularidad de nuestra vivienda al nuevo propietario.

Sin embargo, para poder llevar a cabo esta operación, es necesario que el importe que el nuevo comprador necesita financiar coincida exactamente con el dinero que a nosotros nos quede pendiente de amortizar.

  • Hipoteca puente

Una hipoteca puente permite unificar los pagos de nuestras hipotecas (la de nuestra vivienda actual y la de la vivienda que queremos comprar) hasta que consigamos vender la primera de ellas.

Consiste en un producto bancario muy interesante ya que reducimos costes. La unificación permite que la operación salga mucho más rentable que si decidimos afrontar ambas hipotecas por separado.

Hay que tener muy presente que el fin de una hipoteca puente es la venta de nuestro antiguo inmueble, una operación para la que nuestra entidad financiera nos suele conceder un plazo entre los seis meses y los 5 años.

Necesitamos comprar y no tenemos hipoteca

Si no se tiene hipoteca, el punto de partida cambia por completo. En este caso, nuestra recomendación es intentar realizar ambas transacciones al mismo tiempo, es decir, encontrar al comprador adecuado para nuestra vivienda actual y la vivienda ideal que queremos comprar a la vez.

Para conseguir alinear los tiempos y evitar sustos imprevistos, lo mejor aquí es pactar en los contratos de arras el cierre final de ambas transacciones en un plazo determinado (entre 4 y 6 meses). De este modo, contaremos con el tiempo suficiente tanto para encontrar el inmueble adecuado que necesitamos comprar como para encontrar el comprador adecuado para nuestro actual inmueble.

Si contamos con ahorros suficientes, es decir, el 20% del precio del inmueble más otro 10% para gastos), también podemos solicitar un nuevo crédito hipotecario para la venta del nuevo inmueble y saldar la cuenta cuando vendamos nuestro antiguo inmueble.

La labor imprescindible de un agente inmobiliario

Sea cual sea tu punto de partida y las circunstancias que te rodeen, contar con la ayuda de un profesional inmobiliario será clave en este tipo de transacciones. Gracias a él, podremos conseguir la venta de nuestro inmueble actual en el tiempo y precio adecuado y accederemos a la venta de nuestro inmueble actual sin perder ninguna de las transacciones.

SI te ha gustado el contenido, compártelo: