plusvalía municipal y plusvalía en renta

Una vez conseguido al comprador ideal, uno de los asuntos que más preocupa a los propietarios a la hora de vender un piso en Elda, es sin duda el tema de la plusvalía.

Si bien alcanzar el mayor precio de venta posible es importante, evitar cargar a la transacción de gastos innecesarios también se convierte en algo vital para poder alcanzar la máxima rentabilidad.

Debido a los últimos vaivenes del Tribunal Constitucional, los vendedores actuales tienen serias dificultades a la hora de calcular lo que tendrán que pagar por la plusvalía de su vivienda.

¿Qué tipos de plusvalía existen?

Para saber la cantidad que tendrán que desembolsar, lo primero será conocer los tipos de plusvalía existentes:

A) Plusvalía Municipal: dependiente del ayuntamiento

Mide lo que se ha revalorizado el suelo desde que se compró la vivienda hasta el momento de producirse la venta.

Para calcular la plusvalía municipal, hay que tener en cuenta el tiempo que ha permanecido la vivienda en manos de sus dueños y el valor del suelo.

En nuestro artículo ‘Cómo Calcular el Impuesto de Plusvalía en Elda’, explicábamos a nuestros clientes de manera sencilla como llevar a cabo esta operación.

Tras la sentencia del Tribunal Constitucional, las transacciones de inmuebles que se realicen a pérdidas, es decir, por un valor inferior al que el inmueble fue adquirido en su día, no tendrán que tributar por este impuesto.

Actualmente, el ayuntamiento de Elda no está girando esta tasa a los propietarios que han vendido a pérdidas. Si por error el ayuntamiento gira la tasa a un propietario que no le corresponde, desde nuestra inmobiliaria nos encargamos de ayudarle a tramitar el recurso.

Si es este tu caso, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario:


B) Plusvalía en renta: Agencia Tributaria

Cuando vendemos nuestra vivienda por un precio superior al que la compramos en su día, Hacienda se queda con un pellizquito de nuestros beneficios.

Para calcular el dinero que habrá que desembolsar, hay que tener en cuenta tanto el precio de compra más los gastos relacionados con la adquisición como el precio de venta menos los gastos generados en la transmisión. Esto es lo que entiende Hacienda como ‘beneficio’.

Sin embargo, existen ciertos supuestos que hacen que no haga falta hacer frente a la Plusvalía en renta.

  • Reinversión en vivienda habitual: si el dinero obtenido por la venta se reinvierte en la compra de una vivienda habitual, no será necesario hacer frente a este tributo (o se pagará muy poco por ello). La reinversión en vivienda habitual, tiene un plazo de dos años que cuenta desde el día en que se vende la vivienda, hasta el día en que se compra la nueva.
  • Reinversión parcial: si la vivienda es vendida por un precio superior al que se compra la nueva, solo se podrá deducir por las cantidades efectivamente reinvertidas.
  • Mayores de 65 años: los mayores de 65 años, tampoco tendrán que tributar por la ganancia patrimonial obtenida en la venta de su inmueble.

reinversión vivienda 65 años

¿Cómo ahorrar en la venta de un inmueble?

De esta manera, a la hora de calcular los gastos a los que un propietario tiene que enfrentarse por la venta de su inmueble, habrá que tener en cuenta ambas plusvalías: la plusvalía municipal y la plusvalía en renta.

Estar al tanto de las deducciones existentes para cada una de ellas y presentar las liquidaciones en el plazo adecuado, es fundamental para no acabar pagando de más por la venta de la vivienda.

Si necesitas vender un piso en Elda o Petrer y necesitas asesoramiento en la gestión de la documentación, aumentar el valor del inmueble o simplemente no tienes muy claro los trámites que necesitas llevar a cabo, contacta con nosotros.

Juntos elaboraremos el mejor plan de acción para vender tu vivienda de manera segura, en el menor tiempo posible y por la mayor cantidad admitida por el mercado.

 

Share