préstamo personal para comprar vivienda

Diferentes maneras de financiar la compra de una vivienda: comprar una casa con un préstamo personal o comprar una casa con un préstamo hipotecario. ¿Qué sale mejor?

Comprar una vivienda en Elda o Petrer es una operación de gran envergadura. A pesar de que los inmuebles en nuestros municipios poseen uno de los precios por metro cuadrado más baratos del país, adquirir un inmueble en cualquiera de nuestros municipios es una operación que suele requerir de cierta financiación externa.

Según nuestro último informe inmobiliario, el 59% de las viviendas compradas en Elda y Petrer durante los años 2013 y 2019 necesitaron algún tipo de financiación. Tan solo el 37% pudieron comprarse al contado y un 4% de los compradores optó por el alquiler con opción a compra.

Para acceder a todos los datos sobre el mercado inmobiliario en Elda y Petrer, os recomendamos descargar nuestro informe inmobiliario. En él podréis encontrar la evolución del metro cuadrado, precio de las viviendas por distritos, plazos medios de venta etc.

precio de la vivienda Elda Petrer

Esta financiación externa, en la mayoría de los casos viene en forma de préstamo hipotecario debido a los altos importes y plazos de amortización necesarios.  No obstante, en ocasiones es posible (e incluso recomendable) acceder al importe necesario para la compra de una casa en Elda o Petrer a través de un préstamo personal.

¿En qué casos es recomendable acceder a la financiación de una vivienda a través de una hipoteca y en qué casos a través de un préstamo hipotecario? A continuación intentaremos dar respuesta sobre qué método de financiación elegir a la hora de comprar una vivienda atendiendo a dos factores principales: el importe y el plazo de amortización.

Cantidad a financiar

Si nos fijamos en la oferta de las principales entidades financieras, encontramos que en la mayoría de los casos es posible acceder a un préstamo hipotecario a partir de una cantidad financiada de 50.000 euros.

Por debajo de esta cantidad se nos hará muy complicado poder acceder a una hipoteca y, si lo hacemos, las condiciones probablemente sean bastante poco beneficiosas: altos tipos de interés, comisiones de apertura, vinculaciones…

De esta manera, si la cantidad que necesitamos financiar para comprar nuestra vivienda está por debajo de los 50.000 euros, es posible que merezca la pena estudiar la opción de un préstamo personal.

Teniendo en cuenta que las entidades bancarias no suelen ofrecer una financiación por encima del 80% sobre el valor escriturado, en los municipios de Elda y Petrer podríamos acceder a una gran cantidad de inmuebles en propiedad a través de un préstamo personal debido a su económico precio.

viviendas baratas Elda

Plazo de amortización

Otro elemento clave a la hora de decidir si es mejor una hipoteca o un préstamo personal a la hora de comprar vivienda, es el plazo de amortización. En función del tiempo que creamos que vamos a invertir en devolver el dinero prestado, será recomendable un tipo de financiación u otro.

Como norma general, los préstamos personales no suelen poseer plazos de amortización superiores a los 10 años. Es más, muchas entidades financieras ni siquiera ofrecen plazos de amortización por encima de los 8 años.

Si creemos que vamos a tardar en devolver el dinero a nuestro banco más de 10 años, quizás merezca la pena pensar en un préstamo hipotecario.

¿Hipoteca o préstamo personal?

Además del importe a financiar y del plazo de amortización, también existen otra serie de diferencias entre una hipoteca y un préstamo personal que nos podrán ayudar a decantarnos por una u otra opción:

Tipo de interés

Los préstamos personales suelen ofrecer un tipo de interés mucho superior que los préstamos hipotecarios. Mientras que según el Instituto Nacional de Estadística el tipo medio de una hipoteca fija en nuestro país se sitúa en el 2,86% (2,13% si es una hipoteca variable), en el caso de los préstamos hipotecarios tendríamos que hablar del 7,41%.

Esto es así ya que con los préstamos personales nuestra entidad financiera dispone de un tiempo menor para ganar dinero. Es decir, al poseer unos plazos de amortización más bajos, el banco está durante menos tiempo cobrándonos intereses. Además, hay que tener en cuenta que el importe financiado en los préstamos personales es mucho menor, por lo que el tipo de interés es calculado sobre un importe más bajo.

Gastos asociados

Por otro lado, también hay que tener en cuenta los gastos de formalización de cada operación. Mientras que una hipoteca requiere de ciertos costes extra como la tasación de la vivienda o los costes de apertura, en un préstamo personal los costes de formalización son menores (por no decir inexistentes).

Esta diferencia era aún mayor antes de la llegada de la Nueva Ley Hipotecaria. Con ella, además de los gastos mencionados, el comprador también tenía que hacer frente a los costes de Registro y Notaría. Actualmente, estos costes son asumidos por la entidad bancaria.

Costes al comprar un piso nuevo en Elda

Para terminar, habría que matizar que acceder a un préstamo personal es un procedimiento mucho más sencillo que acceder a un préstamo hipotecario. Los requisitos de acceso y los tiempos de formalización son mucho menores en el primer caso.

 

*El reducido precio del metro cuadrado en los municipios de Elda y Petrer, hace que los compradores puedan valorar diferentes alternativas a la hora de financiar sus adquisiciones. Si vas a comprar una vivienda en uno de nuestros municipios, ponte en contacto con nosotros.

Además de asesorarte sobre la mejor vivienda en función de tus posibilidades y gestionar toda la documentación necesaria para realizar una compra segura, estudiaremos contigo distintas formas de financiación con distintas entidades financieras para que no tengas que pagar ni un céntimo de más por la compra de tu nuevo hogar.


SI te ha gustado el contenido, compártelo: