alquilar piso en Elda

Os ofrecemos unos consejos para elegir al mejor inquilino para alquilar piso en Elda o Petrer y evitar sustos durante el proceso.

Sacar una vivienda al mercado del alquiler, siempre es una situación que genera miedo entre los propietarios. Abrir las puertas del que fue nuestro hogar a unos completos desconocidos, se trata de una situación que no siempre resulta cómoda.

Si preguntamos a los arrendadores de hoy en día qué es lo que busca en sus inquilinos, la mayoría de ellos contestaría lo siguiente:

  • Que pague a tiempo
  • Que cuide el inmueble como si fuera el suyo
  • Que no cause problemas ni a él ni a los vecinos

Algunos propietarios, además, añadirían un cuarto requisito: que el arrendatario tenga intención de permanecer durante varios años en la vivienda.

¿Cómo afecta a los arrendadores la nueva Ley del Alquiler?

En marzo entraba en vigor la Nueva Ley de Arrendamientos Urbanos, una normativa que parece centrarse en proteger al inquilino, dejando en un segundo plano al arrendador y a todo lo que este pone en juego cuando decide alquilar su vivienda.

Alguna de las modificaciones que afectan directamente al arrendador particular, serían las siguientes:

  • Duración de los contratos: pasa de 3 a 5 años
  • Subidas de precio máximas interanuales: en función del IPC
  • Fianza: máximo de una mensualidad más una garantía extra de hasta dos mensualidades

Cómo elegir al mejor inquilino

Debido a la ampliación de la duración de los contratos, encontrar al inquilino perfecto se convierte en pieza fundamental para asegurar que nuestra vivienda quede en buenas manos durante un largo periodo de tiempo y. por supuesto, que nosotros como caseros recibiremos nuestras cuotas mensuales de manera recurrente.

Entonces, ¿cómo elegir al inquilino perfecto para alquilar un piso en Elda?

Para ello, será necesario fijarnos en los siguientes elementos:

seleccionar inquilino Elda

1. Nivel de ingresos

Los agentes inmobiliarios que gestionamos este tipo de transacciones, acostumbramos a solicitar una nómina a los futuros inquilinos. La cuota mensual de un alquiler, no debiera exceder nunca el 30% o 40% de los ingresos del inquilino para que este pueda cumplir con sus responsabilidades económicas.

Los seguros de alquiler son una opción que se ha puesto muy de moda en los últimos años. Sin embargo, el propietario deberá tener en cuenta que este servicio puede costarle entre el 3% y el 5% de la cuota mensual que cobrar a su inquilino.

2. Estabilidad laboral

Además de los ingresos que nuestro futuro inquilino recibe de manera mensual, el tipo de contrato (indefinido, temporal…) e incluso su antigüedad, son un tipo de información que nos ayudará a comprobar su estabilidad económica.

Recuerda que, alquilar un piso a una pareja que dispone de dos sueldos (aunque estos no sean muy elevados), nos aportará cierta garantía de cobro. Si uno de los dos se queda en paro, siempre podrán contar con el sueldo del otro.

3. Referencias

Si sabemos que nuestro inquilino ha estado previamente viviendo en otra casa de alquiler, podemos optar por preguntar a su casero cómo ha sido su experiencia con él: ¿alguna vez se ha retrasado en el pago? ¿tuvieron queja los vecinos? ¿cómo dejó la vivienda tras su marcha?

referencias sobre inquilinos

Hay que tener mucho cuidado con esta táctica ya que el anterior casero podría tener interés en maquillar la información para desprenderse de su inquilino cuanto antes.

4. Primeras impresiones

Aunque las primeras impresiones pueden ser engañosas, lo cierto es que guiarnos por nuestra intuición es algo que nunca suele fallar a la hora de alquilar una vivienda.

Una entrevista personal antes incluso de mostrarle nuestra propiedad, puede ser más que suficiente para realizar una primera criba.

Alquilar un piso en Elda de manera segura

Como comentábamos al inicio de nuestro post, dejar entrar a un completo desconocido a nuestra vivienda, es algo que genera cierto nerviosismo. El aparente desamparo frente a la normativa vigente y el miedo a no saber gestionar la situación si las cosas se complican, ha provocado que la oferta de pisos en alquiler se reduzca.

Este hecho, ha conllevado a que el precio por metro cuadrado que los inquilinos están dispuestos a pagar, aumente.

Para alquilar un piso en Elda o Petrer con total tranquilidad y aprovechar las altas rentabilidades que es esta modalidad ofrece a sus propietarios, ponte en manos de profesionales.

En inmobiliaria Elda nos encargamos de:

  • Preparar la vivienda para el alquiler, con el objetivo de conseguir la máxima rentabilidad.
  • Encontrar al comprador ideal para tu inmueble (cartera de clientes propia, entrevistas personales, análisis de solvencia…).
  • Gestión de trámites administrativos (redacción de contratos, solicitud de seguros, cambio de número de cuenta de suministros etc.).
  • Asesoramiento continuado y actualizado a la normativa vigente.

Si tienes un piso vacío en Elda o Petrer y te gustaría disfrutar de cierta rentabilidad con todas las garantías, contacta con nuestro equipo: